¿Cepillo manual o eléctrico?

En muchas ocasiones nos asalta la duda de qué cepillo es mejor, si el eléctrico o el manual. A simple vista, decantarse por uno u otro rápidamente no es posible, ya que entran en juego diferentes factores y habría que tener en cuenta las ventajas de cada tipo.

 
Los cepillos eléctricos imitan en cierta medida el cepillado dental con diferentes movimientos: algunos se mueven de lado a lado, otros haciendo círculos, etc. Varios estudios reflejan que los mejores cepillos eléctricos, en comparación con los manuales, son aquellos que giran alternando una dirección y otra. Este modelo es mucho más eficaz para reducir la inflamación gingival, siempre y cuando se use correctamente.

¿Con qué frecuencia debe realizarse la limpieza dental? 

Se recomienda hacer una limpieza dental una vez al año, sin embargo, como todo en medicina, dependerá de los casos. En pacientes con enfermedad periodontal (enfermedad de las encías o "piorrea") las limpiezas normales no son suficientes y hay que hacer limpiezas más profundas y con más frecuencia (cada 3, 4 o 6 meses). También hay que hacer limpiezas con más frecuencia en determinados pacientes con más tendencia al acúmulo de placa y sarro. En contraposición, hay casos en los que pueden espaciarse más tiempo. En cualquier caso, el dentista es el que mejor puede determinar la frecuencia de tus limpiezas y revisiones. 

¿Cuáles son los efectos del tabaco en la boca?

El tabaco provoca un olor propio sumado al producido por otras sustancias que se añaden a los cigarrillos, como el alquitrán y múltiples aditivos. Todo esto genera un olor característico en el aliento y/o agrava la halitosis originada por otras causas. Otros efectos del consumo de tabaco que potencian la aparición del mal aliento están relacionados con la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y de las vías respiratorias y digestivas altas, lo que contribuye a la falta de oxigenación e higiene de la boca.


Publicado: 10 de Mayo de 2017 a las 13:52