Es un hábito que incita a apretar o rechinar los dientes para descargar tensión de forma inconsciente, incluso cuando dormimos. Puede provocar daños importantes en nuestra dentadura: destrucción del hueso, fracturas del esmalte, etc.

Se cree que la causa principal del bruxismo es el estrés.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted