¿Qué es una limpieza dental profesional?

HIGIENE BUCODENTAL

¿Qué es la limpieza dental profesional?

Uno de los tratamientos más demandados en odontología es la limpieza dental profesional o profilaxis dental. La profilaxis dental es un procedimiento que cumple una importante función preventiva, relevante para la prevención de algunas enfermedades dentales.

A grandes rasgos, la limpieza dental consiste en quitar el sarro y manchas que están en los dientes o debajo de las encías. Sólo un profesional acreditado, como un dentista o higienista dental, puede realizar este procedimiento que dura entre 30 y 40 minutos. Es importante acudir a un experto ya que, si la limpieza se realiza de forma incorrecta, puede generar serios problemas de salud bucodental.

Cualquier persona puede someterse a una limpieza dental profesional, siempre y cuando no presente enfermedades graves en las encías como la periodontitis crónica o piorrea. Para estas enfermedades, lo que se requiere es un tratamiento completo de periodoncia.

Las limpiezas dentales son fundamentales para mantener la salud dental y de las encías. Cepillarse los dientes, usar hilo dental y usar colutorios es importante pero visitar regularmente al dentista es, también, fundamental.

¿Cada cuánto tiempo tengo que hacerme una limpieza dental?

Si no has ido al dentista desde hace más de 3 meses, es hora de que vayas a hacerte una revisión y limpieza dental.  Hay pacientes que pueden realizarla cada año y algunos requieren acudir mensualmente pero la mayoría de los dentistas recomiendan una limpieza dental cada 6 meses, dependiendo de la higiene bucal del paciente.

¿Duele hacerse una limpieza dental profesional?

La mayoría de pacientes y dentistas concuerdan en que la limpieza dental es molesta… pero no dolorosa. Dependiendo de la sensibilidad de tus encía y la delicadeza del dentista podrás notar más o menos dolor. Lo cierto es que se suele anestesiar la zona mediante una crema y, aunque tras el procedimiento se pueden notar las encías más sensibles, la sensación de limpieza posterior vale la pena.

Ventajas de la limpieza dental profesional

Una limpieza dental deja tu boca en un excelente estado. Este procedimiento elimina la placa dentobacteriana y las manchas superficiales; reduce la inflamación de las encías y refuerza el esmalte y protección de los dientes, dejando una boca limpia y sana que dan ganas de cuidar.

Y es que tenemos que cuidar nuestra salud dental. No tener una higiene bucal constante puede crear problemas y enfermedades como: placa bacteriana, sarro, halitosis, caries, gingivitis, periodontitis, etc.

Para evitar estos problemas es conveniente realizarse una limpieza dental ya que limpiarás las piezas dentales de forma más profunda que con el cepillo de dientes y ayudarás a evitar las enfermedades dentales. Con una correcta limpieza dental, verás los resultados nada más terminar el procedimiento.

¿Cómo se hace una limpieza dental profesional?

Generalmente, el procedimiento para realizar una limpieza dental profesional es el siguiente:

1. Se identifican ​las zonas más afectadas por placa dentobacteriana, sarro, etc.​​​​ 

Usando una solución reveladora, una lupa y el raspador, el dentista localiza las zonas más afectadas para poder tratarla.

2. Se quita la placa dentobacteriana y el sarro

Se elimina de la superficie de sus dientes y, especialmente, el que está introducido debajo de la encía, ya que éste es el responsable de la enfermedad periodontal. Para ello, se usa una herramienta de ultrasonidos y curetas diseñadas para ello. ​También se pasa un chorro de agua a presión mezclada con un bicarbonato especial cuya función es eliminar, sobre todo, manchas de tabaco, té, vino, refrescos, etc

3. Se limpian las encías

Esta es la mejor forma de prevenir enfermedades periodontales ya que, cuando se inflaman, la placa se acumula a niveles más altos. En este paso puede puede producirse sangrado de las encías y resultar molesto según la sensibilidad de cada paciente.

4. Se pasa un hilo dental

Tras limpiar bien las encías, se pasa un hilo dental y un pequeño cepillo especial entre los huecos de cada diente. Este es el paso previo a pulir los dientes;entramos en la recta final.

5. Se pulen los dientes

Usando una pasta fluorada y blanqueadora para mejorar la apariencia de la sonrisa. Como parte de una limpieza, los dentistas pueden aplicar productos para lograr un tono más blanco en los dientes del paciente.

6. Para acabar, se aplica  un gel anti-inflamatorio para encías y el paciente recibe un recordatorio de cómo mantener una correcta higiene dental.


Publicado: 17 de Julio de 2015